El Especial.com | Mateo Blanco, una vida escrita con renglones de triunfo

Naufragando en un mar de recuerdos, locuaz y reflexivo, Mateo Blanco se reencuentra con su infancia

Mateo Blanco, una vida escrita con renglones de triunfo
Mateo Blanco, Una Vida Escrita Con Renglones de Triunfo |
Nueva York- En cada etapa de mi vida, la voz de mi corazón – esa que siempre me deja claro que no hay imposibles- me ha hablado a través de una sonrisa o una palabra de elogio, cuando interpreto una canción y conecto emocionalmente con quienes me escuchan. Eso no se compra ni con todo el dinero del mundo. Momento inolvidable El Especialito: Tuvo el privilegio de cantarle al ex presidente George Bush en la Casa Blanca. En la novela de su vida ¿Cómo se escribe este capítulo? Mateo Blanco: En esa época, trabajaba en un restaurante italiano y ofrecía pequeños recitales a los clientes. Fue así como mi nombre se hizo conocido. Un día, mientras estaba en la cocina, me informaron que el Presidente de los Estados Unidos quería escucharme. Recuerdo que salí a cantarle. Al terminar Bárbara Bush, su esposa, me dice que él deseaba tomarse una fotografía junto a mí, ya que sus amistades le habían hablado muchísimo de mi talento. Tiempo después, me llegó la invitación a cantar en la Casa Blanca. Siempre diré que no fue mi logro, sino el logro de un representante del talento y calor humano de los latinos. Fe y amor propio El Especialito: También ha cantado frente a grandes celebridades como Lauren Bacall y Robert De Niro. Muchos artistas aficionados piensan que sólo los grandes puedan acceder a este tipo de oportunidades. ¿Se necesitan influencias para lograrlo? Mateo Blanco: Nada es imposible. Lo más importante es creer en uno mismo, conocer tu valor como ser humano. Ese es el pasaporte al éxito y el triunfo. Desde el momento en el que tuve claro el poder de mi voz, se me abrieron las puertas. No puedo negar que las relaciones son importantes, pero primeramente debes tener fe en ti mismo para impactar positivamente y generar oportunidades. Artista innato El Especialito: Aparte de cantante, también es artista ¿Cómo se da este enamoramiento con el arte? Mateo Blanco: Desde niño me gustó pintar y cantar. El amor por el arte lo traigo en las venas. Tuve el privilegio de ser guiado por grandes artistas colombianos como Débora Arango y Fernando Botero, quienes siempre destacaron mi talento. De igual manera conté con la fortuna de conocer en mis días escolares a Joaquín Restrepo, mi mejor amigo, quien actualmente es uno de los artistas más importantes del país. Recuerdo que mientras Joaquín y yo observábamos las obras de Arango y Botero, un sinnúmero de emociones me recorría la sangre y me enamoraba aún más de ese mundo fascinante. Sello genuino El Especialito: Su obra ha sido definida como una estética inusual. El azúcar, el maní, el pelo de perro y el chocolate son los protagonistas principales de sus obras ¿Le tomó tiempo encontrar su propio sello como artista? Mateo Blanco: Desde el preciso momento en que regresé al mundo del arte, tenía claro que tenía la responsabilidad de crear mi propio estilo. Nunca he sido partidario de calcar las ideas de otros. A decir verdad, no fue difícil. Comprendí que mi obra debía fusionar la comida y el arte, mis dos pasiones. Ese ha sido el secreto del éxito de mis retratos.

Exhibición nacional

El Especialito: Este año expondrá su obra en diferentes museos del país ¿Qué puede contarnos al respecto?

Mateo Blanco: La exposición fue organizada por el Museo Ripley´s Believe it or not y el Museo The Louisville Slugger, especializado en Beisbol, el más importante del mundo en este tema.

Las obras estarán expuestas en Kentucky, Nueva York, Orlando y Key West. Los visitantes tendrán la oportunidad de apreciar mis retratos a personalidades como Jennifer Lawrence y una escultura de Hank Aaron, una de las figuras más importantes del beisbol estadounidense, hecha en chocolate.

Sueño propio, no americano

El Especialito: ¿Piensa que los latinos aún tienen las mismas expectativas frente al tan anhelado ‘sueño americano’?

Mateo Blanco: En lo personal, me preocupa muchísimo la falta de ambiciones de los jóvenes hispanos que viven en este país.

Las cosas no llegan por arte de magia. Este país te ofrece muchísimas oportunidades de crecer. Hay que trabajar duro y dar lo mejor de uno mismo. No hay otra forma de hacer realidad los sueños.

Reforma lejana

El Especialito: Como hispano e inmigrante ¿Cuál es su análisis frente a la posibilidad real de una reforma migratoria con la elección del próximo mandatario del país en junio próximo?

Mateo Blanco: Sin ánimo de sonar pesimista, no veo cercana esa posibilidad. Me encantaría que el gobierno de este país comprendiera que los hispanos venimos aquí para progresar y darle una mejor calidad de vida a nuestras familias.

Lo que más anhelo es que dentro de unos años se convierta en una realidad. Es más que justo.

Más música y arte

El Especialito: ¿Qué viene para Mateo Blanco?

Mateo Blanco: Estoy preparando un nuevo disco para 2017. También estoy trabajando en nuevas obras de arte. Tengo la creatividad a flor de piel y las ideas no paran de revolotear en mi cabeza.

El Especial.com / Salvatore Laudicina | 3/25/2016, 6 a.m.